Bienvenido a una cosmética sin precedentes

De los mejores activos de la naturaleza, semillas, frutos, flores, algas y rocas en su forma más pura, concentrada e inalterable, hemos logrado formulaciones exclusivas y potentísimas para devolverle a la piel todo su esplendor, uniformidad y firmeza.
Hemos rastreado recónditos y exóticos lugares en busca de la flor más delicada, la arcilla más activa, el bioplasma marino con más alto contenido proteíco o la gota de aceite de la semilla más exquisita y los hemos reunido en una serie de productos únicos por su superconcentración y calidad.
Archangela es garantía de resultados. La sinergia de nuestros ingredientes se trasmite en las capas más profundas de la piel y se amplia a todos los sentidos por su intensidad aromática, sus notas cromáticas y sus deliciosas texturas.
Con el deseo de preservar nuestra filosofía hemos lanzado una producción limitada. No queremos renunciar a nada: ni a lo sutil ni a lo rotundo.

Descubre la magia de los sencillo y sublime a la vez.

Qué nos hace diferentes
Nuestros aceites se extraen de la primera presión en frío de la semilla o fruto en la que obtenemos la mayor pureza para nuestros ingredientes. Esas escasas primeras gotas de jugo se evaporan cuando aplicamos sucesivas presiones con calor a la planta para conseguir cantidades mas generosas de sus aceites.
La selección es tan exigente que las descarta definitivamente por haber perdido parte de esa genuina riqueza.
Dicha selección es rigurosa y costosa pero sólo de esta forma se asegura un producto final construido desde la excelencia. Esa es nuestra identidad.

Qué nos hace científicos
Muchos de nuestros ingredientes activos (productos marinos, minerales o semillas...) se extraen por métodos complejos que implican la biotecnología.
Esto es: expertos y sofisticados procedimientos de laboratorio que nos permiten seleccionar de forma rigurosa esa proteína especialmente reparadora, esa célula capaz de actuar el tejido cutáneo o esa molécula que mejora el cemento extra celular de la matriz epidérmica. Este minucioso recorrido desde lo más simple y escogido a lo más elaborado y complejo nos proporciona maravillosos activos cuya estudiada combinación convierten nuestros productos en elixires de belleza.

Qué nos hace solidarios
Nuestro aceite de melón del Kalahari se adquiere de una cooperativa Namibia, donde trabajan 3.000 personas, 95% mujeres procedentes de una región muy pobre del norte del país. Con el apoyo a esa producción local contribuimos a mejorar sus condiciones de vida.
Nuestra planta Inca Inchi procede de un programa para el desarrollo en Perú, de esta forma se garantizan unos ingresos estables a sus agricultores. Además esta planta originaria de la zona con fines alimentarios y medicinales está incluida en los planes de reforestación gubernamentales para luchar contra la deforestación.
De la Amazonia adquirimos el babas, una planta que se compra a ciertos estados de Brasil amparados por una ley estatal que les permite cultivarlo libremente pudiendo así alimentar a sus familias y contribuir a la economía de la comunidad. Hay 600.000 mujeres dedicadas a su cultivo y recolección.
Compramos el calophyle, una planta silvestre del este de Madagascar, a campesinos locales mediante un sistema de cooperativas, que les permite un salario y educa también a la población en una recolección responsable y respetuosa con la naturaleza.

Bienvenido a una cosmética sin precedentes

 

De los mejores activos de la naturaleza, semillas, frutos, flores, algas y rocas en su forma más pura, concentrada e inalterable, hemos logrado formulaciones exclusivas y potentísimas para devolverle a la piel todo su esplandor, uniformidad y firmeza.

Hemos rastreado recónditos y exóticos lugares en busca de la flor más delicada, la arcilla más activa, el bioplasma marino con más alto contenido protéico o la gota de aceite de la semilla más exquisita y los hemos reunido en una serie de productos únicos por su superconcentración y calidad.

Archangela es garantía de resultados. La sinergía de nuestros ingredientes se trasmite en las capas más profundas de la piel y se amplia a todos los sentidos por su intensidad aromática, sus notas cromáticas y sus deliciosas texturas.

Con el deseo de preservar nuestra filosofía hemos lanzado una producción limitada. No queremos renunciar a nada: ni a lo sutil ni a lo rotundo.

 

Descuebre la mafia de los sencillo y sublime a la vez.

 

Qué nos hace diferentes

Nuestros aceites se extraen de la primera presión en frío de la semilla o fruto en la que obtenemos la mayor pureza para neustros ingredientes. Esas escasas primeras gotas de jugo se evaporan cuando aplicamos sucesivas presiones con calor a la planta para conseguir cantidades mas generosas de sus aceites.

La selección es tan exigente que las descarta definitivamente por haber perdido parte de esa genuina riqueza.

Dicha selección es rigurosa y costosa pero sólo de esta forma se asegura un producto final construido desde la excelencia. Esa es nuestra identidad.

 

Qué nos hace cientifícos

Muchos de nuestros ingredientes activos (productos marinos, minerles o semillas...) se extraen por métodos complejos que implican la biotecnología.

Esto es: expertos y sofisticados procedimientos de laboratorio que nos permiten seleccionar de forma rigurosa esa proteína especialmente reparadora, esa célula capaz de actiar el tejido cutáneo o esa molécula que mejora el cemento extra celular de la matriz epidérmica. Este minucioso recorrido desde lo más simple y escogido a lo más elaborado y complejo nos proporciona maravillosos activos cuya estudiada combinación convierten nuestros productos en elixires de belleza.

 

Qué nos hace solidarios

Nuestro aceite de melón del Kalahari se adquiere de una cooperativa Namibia, donde trabajan 3.000 personas, 95% mujeres procedentes de una región muy pobre del norte del país. Con el apoyo a esa producción local contribuimos a mejorar sus condiciones de vida.

Nuestra planta Inca Inchi procede de un programa para el desarrollo en Perú, de esta forma se garantizan unos ingresos estables a sus agricultores. Además esta planta originaria de la zona con fines alimentarios y medicinales está incluida en los planes de reforestación gubernamentales para luchar contra la deforestación.

De la Amazonía adquirimos el babas, una planta que se compra a ciertos estados de Brasil amparados por una ley estatal que les permite cultivarlo libremente pudiendo así alimentar a sus familias y contribuir a la economía de la comunidad. Hay 600.000 mujeres dedicadas a su cultivo y recolección.

Compramos el calophyle, una planta silvestre del este de Madagascar, a campesinos locales mediante un sistema de cooperativas, que les permite un salario y educa también a la poblaciñon en una recolección responsable y respetuosa con la naturaleza.

Archangela

Archangela - Crema Preciosa

Crema de última generación para el...

Precio de venta:86,00 €

Detalles del producto

Archangela - Aceite de belleza de la Reina

Un auténtico elixir para la...

Precio de venta:86,00 €

Detalles del producto

Archangela - Crema de Arroz, Malva y Vid Roja

Crema hidratante y bálsamo...

Precio de venta:89,00 €

Detalles del producto

Archangela - Jabón Exfoliante de Cítricos

Jabón de uso diario para una tez...

Precio de venta:39,00 €

Detalles del producto

 

Submit to DiggSubmit to FacebookSubmit to LinkedIn

¿Quieres estar al día sobre lo último en cosmética avanzada y fragancias de autor ? En Nadia hacemos el trabajo por ti,en una busqueda constante traemos lo que nos parece diferente y especial para poder compartirlo con vosotros.